>Emprendimiento: Valor colombiano

>

En el mundo, muchos directivos y políticos opinan que en Colombia hay poca iniciativa empresarial. Sin embargo, hoy puedo afirmar que no hay nada mas lejos de la realidad.

El colombiano es mucho mas emprendedor que muchos ciudadanos del resto de América Latina, África o Europa.

Vayamos por partes. Desde un punto de vista socio-económico, un país que ha vivido aislado genera compañías fundamentalmente ligadas a la oligarquía local. El resto de muy pequeñas empresas no nacen por iniciativa personal, sino por demanda concreta de las grandes firmas que requieren servicios a personas especificas que, ante esta “petición”, crean una empresa como sustitutivo a un empleo remunerado. Es decir, nacen por razones bien contrarias a la iniciativa empresarial.

La falta de dinamismo económico, de ejemplos de empresas exitosas por su competitividad (y no por sus contactos) y la lentitud con la que entran las nuevas iniciativas exteriores en los países aislados tendrían también una influencia negativa en la opinión que se ha generado a nivel internacional.

Adicionalmente, como ya han demostrado muchos estudios, especialmente los liderados dentro del Centro de Entrepreneurship de la Sloan School of Management del Massachusetts Institute of Technology (M.I.T.), hay caracteres, culturas y religiones que tienen mayor iniciativa empresarial. Las sociedades con cultura latina y aquellas con entorno religioso católico, tienen, según dichos estudios, menor iniciativa empresarial.

Hasta aquí algunas razones y tópicos que pueden generar la errónea percepción internacional. Sin embargo, desde la primera vez que visité Colombia, me llamó la atención la dinámica empresarial fuera del entorno de las grandes compañías. Hoy, tras haber visto y hablado con mucha gente, paseado por muchas áreas de talleres, tiendas, restaurantes, etc., puedo afirmar que este país tiene un activo desconocido en el mundo y muy poderoso para el fomento del crecimiento del PIB: su capacidad de iniciativa empresarial.

Para los colombianos la dinámica de sus microempresas puede ser algo a lo que estén acostumbrados. Pero para alguien que viaja por muchos otros países, la realidad nacional es llamativa.

Veamos algunos ejemplos que suceden a pesar de las dificultades burocráticas, ejemplos de cosas que he visto en muy pocos países del mundo:

He conocido a varias mujeres que con más de cuarenta años dejan su puesto en una empresa y se han lanzado a poner un restaurante, una tienda o una franquicia. Otras mujeres, tras su jubilación (que en Colombia es muy temprana), inician actividades dentro o fuera de la economía informal.

En las ciudades y pueblos se pueden ver numerosas zonas de gremios o de talleres. En la puerta siempre hay personas llamando la atención del visitante para que este pare y meta su vehículo en el taller correspondiente. En pocas partes del mundo he visto este fenómeno con tanta tenacidad y frecuencia como en Colombia. Al hablar con las personas que están al frente (taller de coches, tienda de bicicletas, puesto de fruta) son, en su mayoría, empresarios que, a pesar de las dificultades, se han puesto en marcha y han lanzado su negocio.

En un país en vías de desarrollo lo habitual es que la economía informal esté compuesta por personas que trabajan para una empresa que no quiere pagar impuestos o para “mafias” de distribución ambulante. Aunque en Colombia se dan ambos casos, también se ven numerosas personas con iniciativas independientes, que buscan sus proveedores y desarrollan inteligentes estrategias de marketing.

La pena es que los procesos burocráticos, la carencia de financiación competitiva, la inexistente formación de los pequeños empresarios y las barreras para la consolidación de estas empresas no tengan una solución. Si en este entorno florecen las iniciativas, ¡cómo sería en un entorno positivo!

Si el Gobierno quiere incrementar el crecimiento de Colombia y acercarse o superar los crecimientos medios de la región, haría bien en cambiar drásticamente el entorno en el que estas empresas se fundan, crecen y se consolidan. Conseguiría incrementar el PIB y hacer mas ricos a los nacionales mas humildes.

Manuel Luis Sánchez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: